Cultiva tus lechugas en hidroponia

¡Hola!

¿Alguna vez has querido producir tus propias lechugas? Tal vez sí, pero un posible impedimento es no tener el espacio de tierra para cultivarlas. La buena noticia es que actualmente existe la hidroponia (hydro= “agua”, ponos= “trabajo”), que es una técnica de cultivo para que las plantas (pepinos, jitomates, fresas, lechugas u otros) puedan crecer alimentándose de unas sales nutritivas disueltas en agua. Aunque existen varias modalidades de la hidroponia, a continuación te comparto 10 pasos para producir lechugas orejonas con la técnica de raíz flotante, la cual implica que las raíces estén en contacto directo con la solución nutritiva. Es una técnica práctica, sencilla y muy fácil de implementar en tu casa, escuela o negocio. Quiero compartirte cómo la he implementado y quizás esto te facilite la búsqueda de información más específica. ¡Anímate a intentarlo! Cualquier duda en SÏRUKI podemos asesorarte.

1. Busca un espacio con suficiente luz solar, nunca expuesto directamente al sol, por ejemplo cerca de una ventana. Este espacio puede ser de al menos 1m2.

2. Prepara el almácigo, es decir el espacio donde germinarán las semillas de lechuga orejona. Necesitas un contenedor con poca profundidad donde colocarás el sustrato húmedo (arena fina previamente desinfectada que se dejó remojando 24 horas con unas gotas de cloro), debes distribuirla para que quede uniforme y con superficie pareja.

Preparando el almácigo.

Distribución del sustrato.

3. Siembra las semillas de lechuga orejona en líneas. El espacio entre cada semilla colocada debe ser de 5 cm. El día de la siembra no se hace ningún riego pues el sustrato está húmedo. Hay que exponerlo al sol y resguardar por las noches para que no le vaya a afectar alguna lluvia.

Almácigo con semillas sembradas.

4. Riega al día siguiente de la siembra, hay que hacerlo dos veces al día, por la mañana y por la tarde con un aspersor con agua normal.

5. Mide las plántulas de lechuga orejona, cuando alcancen un tamaño de 5 a 7 cm de largo ¡están listas para el trasplante a la solución nutritiva!

Medición de plántulas.

6. Prepara el contenedor para la solución nutritiva, debe tener una profundidad de por lo menos 10 cm, puede ser una tina. Hay que prevenir una superficie de unicel a la cual le harás hoyos circulares de 4cm de diámetro donde quepan vasitos de plástico de 5cm de altura (a estos vasitos hazles un hoyo en el centro, ya que por ahí pasarás la raíz de las plántulas de lechuga). La separación entre cada orificio debe ser de al menos 10cm.

7. Prepara la solución nutritiva, la cual lograrás al disolver sales nutritivas en agua. Las sales puedes comprarlas en algunos sitios de internet (p.ej. Hydroenvironment) o quizás exista algún centro de distribución en el lugar donde vives, ya vienen con indicaciones de medidas. Una vez lista la solución, puedes vaciarla en el contenedor.

Preparación de solución nutritiva y su vaciado al contenedor.

8. ¡Trasplanta! Escoge las lechugas que mejor hayan crecido, haz esta actividad muy temprano por la mañana. Saca con cuidado la plantita del almácigo procurando no afectar la raíz y enjuaga las raíces en agua normal. Luego toma un vasito y pasa la raíz por el orificio que ya le habías hecho. Para que la plantita no se mueva ponle alrededor un poco de relleno de almohada. Ya montada, coloca cada vasito dentro de uno de los hoyos de la placa de unicel. ¡Importante! Cuida que la raíz quede en contacto con la solución nutritiva.

Trasplante y disposición de lechugas en el contenedor con solución nutritiva.

9. Oxigena. Ésta es una acción que empieza desde el día del trasplante, ya que la solución nutritiva debe contar con oxígeno para que las raíces puedan tomar el alimento de manera más eficiente. La forma de oxigenar es muy sencilla, agita con tu mano el agua de la solución nutritiva durante 2 o 3 minutos tanto por la mañana como por la tarde. Si llegas a salir de viaje, puedes dejar montada una bomba de pecera para que haga la oxigenación por ti.

Oxigenando las raíces de las lechugas.

10. ¡Cosecha! Es la etapa final del cultivo hidropónico. Cuando tus lechugas desarrollen suficientes hojas y éstas tengan un tamaño de 20 a 25 cm, ¡es tiempo de cosechar y de disfrutar su sabor!

Cosechando las lechugas.

¡Disfrutando lo que cultivamos!

Si eres profesor y quieres implementar esta técnica con tus estudiantes te recomiendo leer la experiencia educativa “La hidroponia como proyecto grupal“, también te ofrecemos nuestros servicios como asesores o talleristas para tus estudiantes

¡Saludos! Que tus lechugas crezcan hermosas.

Pacita

Anuncios

¿Cómo aprovechar el tema de los hongos en el aula?

Por Morelia Amante Calderón

 

Variedad de hongos de la comunidad de Yoricostio.

En México las lluvias de julio y agosto dan la bienvenida a unos seres vivos que esperan el agua cada año: los hongos. ¿Cuánto sabes de hongos?, ¿qué mitos has escuchado o te han contado en casa?, ¿cómo se puede aprovechar el tema de los hongos dentro del trabajo escolar?, ¿con su abordaje cómo se pueden desarrollar competencias y habilidades en los estudiantes?

En este post les compartimos 12 recomendaciones para sacar provecho de la observación de hongos en tu escuela o institución empleando el trabajo por proyectos. Son fruto de la experiencia de trabajo de More con chicos de primaria. Recuerda que SÏRUKI puede asesorarte para vivirlo con éxito si te animas a intentarlo.

¡¡¡ALTO!!! ACTITUDES REQUERIDAS PARA TRABAJAR CON HONGOS:

  • Mostrar capacidad de asombro y promover esa misma capacidad con los demás.
  • Evitar comentarios despectivos respecto del reino de los Hongos. Se dice más con los hechos que con las palabras. Los hongos constituyen un elemento fundamental en el proceso de descomposición de la materia orgánica, sin ellos se acumularían gran cantidad de desechos y sería más tardado el reciclaje de nutrientes.
  • Mostrar capacidad para investigar o pedir asesoría respecto de los temas que no se dominen.

DOCE SUGERENCIAS PARA ABORDAR EL TEMA DE HONGOS BAJO LA MODALIDAD DE PROYECTO:

1. Abordar el tema de preferencia en el mes de agosto, ya que es el período de lluvias en la mayor parte del centro de México. Si esperas a que sea septiembre observarán menor cantidad de hongos.

2. Abrir el proyecto recuperando con los participantes qué se, qué quiero saber, cómo lo averiguo y cómo lo comparto. Anotar todo en un rotafolio que quede a la vista del grupo, ya que será el referente para trabajar en el tema. Es muy importante que sea viable la forma que elijan para compartir su experiencia (exposición, dramatización, degustación, diseño de algún juego o material didáctico, elaboración de un tríptico u otros), pues es la actividad que marcará el cierre del proyecto. Así mismo, es importante que definan a qué tipo de público quieren compartir, será su público meta.

3. Agrupar en bloques temáticos las preguntas de qué quiero saber, dándoles una secuencia lógica para facilitar la búsqueda de respuestas. Estas inquietudes darán pie a la investigación y recuperación de datos.

Grupo de 4º de primaria abriendo el proyecto de hongos con More.

4. Ubicar eventos locales que pudieran estar relacionados con el tema. Por ejemplo: exposición de hongos del Museo de Historia Natural de la UMSNH, la presencia en los jardines de la escuela o de las casas, venta de hongos en los mercados locales o algún panadero que pueda dar una demostración sobre el uso de la levadura (¡la levadura es un hongo!).

5. Montar una mesa de observación con la información que tengan en casa (libros, recetas, imágenes, guías de campo, folletos, cuentos, levadura de pan, comida con hongos). Mantener esa información en un espacio del aula para que sirva como sitio de consulta durante el periodo en que se realice el proyecto.

Tapete de observación con materiales traídos de casa.

Estudiantes de 4º de primaria observando la información que trajeron de casa.

6. Planear actividades sobre hongos relacionadas con todas las materias escolares procurando poner en práctica todos los sentidos, habilidades e intereses de los participantes. Por ejemplo:

a) En Matemáticas resolver  acertijos que impliquen suma, multiplicación, resta, división.

b) En Español hacer dictados de caligrafía, retomando errores ortográficos cuando ocurran. Por ejemplo: “ongo”, “vosque”, “benenoso”, “alusinojeno” u otros. También plasmar lo aprendido a través de algún recurso de creación escrita: tríptico, guión de teatro, cuento, novela corta o caricatura. Anexar la exposición oral cuando compartan a otros sus  investigaciones o descubrimientos. Otra propuesta es hacer la toma de apuntes creando mapas mentales acorde a las propuestas de los chicos.

Cartel diseñado para la exposición a papás.

c) En Ciencias Naturales abordar los siguientes temas: clasificación de los seres vivos, ubicación del Reino Fungi, qué son los hongos, qué les gusta, cuáles son sus partes, cómo nacen, el por qué de los colores que presentan, hongos famosos, ejemplo de algún hongo venenoso y qué síntomas da a la persona intoxicada, mitos en torno a los hongos. También se sugiere salir a buscar hongos en la escuela, hacer un experimento sobre como “despiertan” las levaduras Saccharomyces  cerevisiae que son usadas para hacer pan, ver hongos al microscopio, hacer la salida de campo para practicar la técnica adecuada de colecta, realizar una receta de cocina (por ejemplo ceviche de hongos) para ubicar su valor nutricional.

Hongos encontrados en la cancha de la escuela.

Experimento con levadura de pan.

d) En Geografía reconocer la ubicación espacial del lugar que se visitará en la salida de campo recordando puntos cardinales, señalando tenencias o municipios. También detectar cuál es la parte más húmeda de la escuela que coincide con la presencia de hongos, reconocer si tiene que ver con relieve, temperatura, cobertura vegetal, cuerpos de agua o poca afluencia humana.

e) Los aprendizajes relacionados con Civismo se dan con frecuencia cuando se recuerdan los acuerdos de convivencia  que existan en el grupo (respeto, responsabilidad, ser comunidad, disfrutar juntos, mostrar actitud positiva para hacer un buen día) al aplicarlos en la interacción del grupo y con los seres vivos que les rodean. Adicionalmente, la salida de campo da la oportunidad de poner en práctica tales acuerdos fuera del contexto escolar y, si se decide, se podría promover una convivencia con estudiantes de las escuelas de la localidad que se visite (el conocer la opinión del otro respecto de un tema permite abrir el conocimiento, la comprensión y la valoración de distintas realidades).

f) En Arte pedir que inventen un títere de hongo, hacer carteles anunciando el evento que darán a la escuela, inventar retos visuales de imágenes con semejanzas y diferencias, planear guiones de temas para hacer videos con la técnica de animación cuadro por cuadro (Stop Motion), inventar una canción, hacer huellas de esporas con champiñones, aprender a hacer un hongo con papiroflexia y después usarlo como separador.

Títeres creados por los chicos de primaria con un escenario hecho en papel kraft.

Asesoría recibida por Adrián para hacer videos animados con relación a los hongos.

g) En Inglés ver nombres de las partes de un hongo, cadenas alimenticias para ubicarlos como degradadores, canciones.

h) Con Historia vincular el uso de los hongos por las culturas prehispánicas y su relación con la presencia de bosques y selvas.

7. Invitar a expertos para dar algunos temas. Si dentro de la comunidad educativa se cuenta con gente conocedora de los hongos (p.ej. investigadores, productores de setas, comerciantes), es una buena oportunidad para vincularlos con las actividades de la escuela.

Bióloga del Museo de Historia Natural de la UMSNH invitada para platicar sobre los hongos de los alrededores de la ciudad de Morelia.

8. Salir al campo es la oportunidad perfecta para corroborar la investigación documental que se hizo en el aula y adquirir la experiencia vivencial que les dará herramientas para compartir con otros su aprendizaje. Si el sitio elegido tiene que ver con alguna cooperativa local, dará el valor agregado de que los estudiantes conozcan cómo se ha mejorado la economía social con base en un recurso poco reconocido como son los hongos.

Salida de campo a la comunidad de Ichaqueo cercana a la ciudad de Morelia, Michoacán.

Reuniendo una pequeña muestra de hongos para la exposición a papás, debe ser en canasta para que no se lastimen.

¡Encontramos hongos azules! (Lactarius indigo) que son comestibles y muy bonitos.

9. Realizar la parte de compartir lo que aprendieron con base en la elección de presentación que hicieron al abrir el proyecto. Recuerden que, desde un principio, es importante definir los públicos meta a los cuales compartirán la experiencia (compañeros de otros grados –preescolar, primaria, secundaria u otros-, padres de familia, estudiantes de otras escuelas, vecinos o público en general), de ello dependerá la organización intelectual y logística que facilitarán los maestros de grupo. Una vez definida la modalidad de exposición y el o los públicos meta, se sugiere que los estudiantes sean asesorados por alguien que domine la estrategia que escogieron. Por ejemplo, si harán una exposición tipo museo, invitar a un museógrafo para que les de sugerencias.

Exposición para la comunidad escolar.

A los papás se les ofreció una degustación de hongos preparados como si fueran ceviche, ¡les encantó!

10. Cerrar y evaluar el proyecto con base en los siguientes aspectos que pueden efectuarse a lo largo de las distintas actividades del proyecto:

  • Recuperar qué les gustó del proyecto, qué sugieren mejorar si otros lo hicieran.
  • Recuperar qué descubrieron de sí mismos, del tema de hongos, del trabajo colaborativo.
  • Evaluar la incorporación de datos relevantes (con examen escrito o verbal, notas en libreta).
  • Evaluar los productos obtenidos (presentación, manejo de información, expresión).
  • Valorar el nivel de participación durante el proyecto (tareas, aportes al proyecto, cumplir misiones, iniciativa).

11. Finalmente se propone reconocer junto con los estudiantes nuevos temas que pueden surgir a partir del proyecto de hongos, por ejemplo:

  • Los sentidos del cuerpo humano (tacto, oído, gusto, olfato, vista).
  • Conocer otros reinos de los seres vivos (Monera, Protista, Animal, Vegetal).
  • Seres vivos en la época de lluvias.
  • Presencia de hongos en la medicina.
  • Cómo cultivar hongos en casa.

FUNDAMENTAL ¡ÚLTIMA RECOMENDACIÓN!:

12. Se recomienda hacer registro fotográfico de la experiencia y sistematizar la secuencia de trabajo que se aplique con el grupo. Ello permitirá facilitar futuros proyectos y crear una historia colectiva de lo vivido en el inicio del ciclo escolar.

FIN, ¡que tengan un buen proyecto!

SI APLICASTE ESTAS SUGERENCIAS, CUÉNTANOS CÓMO TE FUNCIONARON. ESCRÍBENOS AL CORREO siruki_ac@hotmail.com O DEJA UNA NOTA EN EL BLOG. ¡GRACIAS!

 

¡Presentando el blog de la Consultoría!

Hola a tod@s,

Nos da mucho gusto comunicarles que el blog de la Consultoría en Educación Socio Ambiental SÏRUKI está oficialmente abierto. Decidimos subirlo en esta fecha porque se cumple UN AÑO de la fundación de SÏRUKI. El blog tienen 6 secciones:

  1. El blog donde encontrarán notas de interés para nuestros amigos y demás personas interesadas.
  2. En Quiénes somos donde les contamos un poco acerca de la visión y misión  de SÏRUKI y algunos antecedentes de sus integrantes.
  3. En Servicios  se podrán informar de lo que ofrecemos.
  4. En Artesanías y material didáctico les mostramos los productos en existencia elaborados por SÏRUKI.
  5. En la sección de Colaboraciones les compartimos con qué organizaciones hemos trabajado hasta el momento.
  6. Finalmente, en Contacto pueden encontrar varias maneras de comunicarse con nosotros.

Les dejamos una foto del Servicio Comunitario que realizamos el 15 de agosto de 2012 en Santa Fe de la Laguna, Michoacán. Fue un Taller de Separación de desechos y Composta Doméstica con personas de la Sociedad Cooperativa Atesirhu. Nos dio mucho gusto estar ahí y compartir un rato con ellos. Esperemos que se repita.

Saludos

More, Pacita y Adrián

P.D. ¡Gracias a la Fundación Gutiérrez Pérez por prestarnos su cañón!

¡Gracias a los participantes por asistir!