Taller “Hidroponia doméstica (NFT)” / 10 de octubre

Hola,

Les compartimos que el día miércoles 10 de octubre de 2012 estaremos dando un taller sobre hidroponia doméstica en la ciudad de Morelia. Este taller está dirigido a todo el público en general interesado en producir sus propios vegetales (p.ej. lechugas, pepinos y jitomates). Durante el taller aprenderemos la teoría atrás de la hidroponia, conoceremos la técnica paso a paso de la técnica de película de nutrientes (NFT ) y la pondremos en práctica al elaborar un sistema con materiales económicos.

Esperamos verlos por ahí.

Saludos

Pacita, More y Adrián

Cultiva tus lechugas en hidroponia

¡Hola!

¿Alguna vez has querido producir tus propias lechugas? Tal vez sí, pero un posible impedimento es no tener el espacio de tierra para cultivarlas. La buena noticia es que actualmente existe la hidroponia (hydro= “agua”, ponos= “trabajo”), que es una técnica de cultivo para que las plantas (pepinos, jitomates, fresas, lechugas u otros) puedan crecer alimentándose de unas sales nutritivas disueltas en agua. Aunque existen varias modalidades de la hidroponia, a continuación te comparto 10 pasos para producir lechugas orejonas con la técnica de raíz flotante, la cual implica que las raíces estén en contacto directo con la solución nutritiva. Es una técnica práctica, sencilla y muy fácil de implementar en tu casa, escuela o negocio. Quiero compartirte cómo la he implementado y quizás esto te facilite la búsqueda de información más específica. ¡Anímate a intentarlo! Cualquier duda en SÏRUKI podemos asesorarte.

1. Busca un espacio con suficiente luz solar, nunca expuesto directamente al sol, por ejemplo cerca de una ventana. Este espacio puede ser de al menos 1m2.

2. Prepara el almácigo, es decir el espacio donde germinarán las semillas de lechuga orejona. Necesitas un contenedor con poca profundidad donde colocarás el sustrato húmedo (arena fina previamente desinfectada que se dejó remojando 24 horas con unas gotas de cloro), debes distribuirla para que quede uniforme y con superficie pareja.

Preparando el almácigo.

Distribución del sustrato.

3. Siembra las semillas de lechuga orejona en líneas. El espacio entre cada semilla colocada debe ser de 5 cm. El día de la siembra no se hace ningún riego pues el sustrato está húmedo. Hay que exponerlo al sol y resguardar por las noches para que no le vaya a afectar alguna lluvia.

Almácigo con semillas sembradas.

4. Riega al día siguiente de la siembra, hay que hacerlo dos veces al día, por la mañana y por la tarde con un aspersor con agua normal.

5. Mide las plántulas de lechuga orejona, cuando alcancen un tamaño de 5 a 7 cm de largo ¡están listas para el trasplante a la solución nutritiva!

Medición de plántulas.

6. Prepara el contenedor para la solución nutritiva, debe tener una profundidad de por lo menos 10 cm, puede ser una tina. Hay que prevenir una superficie de unicel a la cual le harás hoyos circulares de 4cm de diámetro donde quepan vasitos de plástico de 5cm de altura (a estos vasitos hazles un hoyo en el centro, ya que por ahí pasarás la raíz de las plántulas de lechuga). La separación entre cada orificio debe ser de al menos 10cm.

7. Prepara la solución nutritiva, la cual lograrás al disolver sales nutritivas en agua. Las sales puedes comprarlas en algunos sitios de internet (p.ej. Hydroenvironment) o quizás exista algún centro de distribución en el lugar donde vives, ya vienen con indicaciones de medidas. Una vez lista la solución, puedes vaciarla en el contenedor.

Preparación de solución nutritiva y su vaciado al contenedor.

8. ¡Trasplanta! Escoge las lechugas que mejor hayan crecido, haz esta actividad muy temprano por la mañana. Saca con cuidado la plantita del almácigo procurando no afectar la raíz y enjuaga las raíces en agua normal. Luego toma un vasito y pasa la raíz por el orificio que ya le habías hecho. Para que la plantita no se mueva ponle alrededor un poco de relleno de almohada. Ya montada, coloca cada vasito dentro de uno de los hoyos de la placa de unicel. ¡Importante! Cuida que la raíz quede en contacto con la solución nutritiva.

Trasplante y disposición de lechugas en el contenedor con solución nutritiva.

9. Oxigena. Ésta es una acción que empieza desde el día del trasplante, ya que la solución nutritiva debe contar con oxígeno para que las raíces puedan tomar el alimento de manera más eficiente. La forma de oxigenar es muy sencilla, agita con tu mano el agua de la solución nutritiva durante 2 o 3 minutos tanto por la mañana como por la tarde. Si llegas a salir de viaje, puedes dejar montada una bomba de pecera para que haga la oxigenación por ti.

Oxigenando las raíces de las lechugas.

10. ¡Cosecha! Es la etapa final del cultivo hidropónico. Cuando tus lechugas desarrollen suficientes hojas y éstas tengan un tamaño de 20 a 25 cm, ¡es tiempo de cosechar y de disfrutar su sabor!

Cosechando las lechugas.

¡Disfrutando lo que cultivamos!

Si eres profesor y quieres implementar esta técnica con tus estudiantes te recomiendo leer la experiencia educativa “La hidroponia como proyecto grupal“, también te ofrecemos nuestros servicios como asesores o talleristas para tus estudiantes

¡Saludos! Que tus lechugas crezcan hermosas.

Pacita